Ventajas de la leña dura vs leña blanda

Ventajas de la leña dura vs leña blanda

En el momento de comprar leña, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta, será elegir entre un tipo de leña de madera dura o leña de madera blanda . La madera dura es indudablemente muy superior en el momento de producir calefacción en nuestro hogar.
Primero de todo hay que saber , cuáles son cada una de ellas. Ejemplos de leña dura, son la leña de roble, fresno, eucalipto, haya, olivo, árboles frutales en general, nogal, etc . Las maderas blandas son principalmente las procedentes de coníferas, como el pino o el abeto. Las maderas más duras como por ejemplo el almendro, no se comercializan demasiado dado que son tan duras que es difícil de partir en astillas incluso utilizando maquinaria especializada.
La leña dura, no hace una llama tan viva como la leña blanda, lo que facilita el control del fuego en nuestro hogar, queman más lentamente, producen más calor y hacen una brasa más duradera . Por tanto, a pesar de ser un poco más caras que la leña blanda, a la larga su rendimiento económico es mucho más elevado. La leña blanda, quema mucho más rápidamente y su apagado también es más rápido.
La única desventaja de la leña dura es que ésta, al tener mucha más densidad es más difícil de secar que la madera blanda, esto hace que generalmente si la leña está húmeda y no ha sido correctamente secada, encender el fuego sea un poco más difícil.
Recuerde que la leña blanda al hacer una llama mucho más intensa aumenta considerablemente el riesgo de incendio. Además este tipo de leña desprende un contenido mucho más elevado en el humo de creosota, una sustancia muy inflamable que se puede acumular en las paredes de nuestra chimenea, llegando a un punto que si no se hace una limpieza constante ésta pueda llegar a  incendiarse.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *